Consiéntete y reinvéntate

Consiéntete y reinvéntate

¿Qué es la relajación?

La relajación es nuestro estado natural. Proporciona, principalmente, un estado de descanso profundo, a la vez que se regula el metabolismo, ritmo cardíaco y respiración; nos libera de nuestras tensiones, tanto musculares como psíquicas, que se han acumulado con el paso del tiempo. La Relajación mejora el riego sanguíneo; armoniza la respiración y los latidos del corazón; distiende los músculos, etc, proporcionando una intensa sensación de bienestar, calma y tranquilidad, cercana a la del sueño profundo, pero en estado de vigilia.

La persona se encuentra en un estado de sensibilidad y receptividad natural aumentada; atenta al más alto nivel, a través de cada una de las células de su cuerpo. En esos momentos se gasta el mínimo de energía, consiguiendo, como consecuencia, una respuesta muy positiva, esencialmente a un nivel psicológico.

Relajarse es indispensable para hacer frente a la vida diaria donde las prisas, los miedos y el estrés nos acechan en todo momento. Quien practica la Relajación debe desconectarse del exterior en ese momento por completo y centrarse en su interior; en su propio y auténtico ser, siendo esta forma la mejor manera de escucharse a sí mismo-a, observar sin crítica y tomar conciencia para que el cuerpo y la mente trabajen en perfecta sintonía. Luego en nuestra vida cotidiana, nuestro cuerpo y nuestra mente se sentirán notablemente rejuvenecidos, llenos de energía y vitalidad.