Azúcar pulverizada

El azúcar micropulverizada mezclada con agua caliente y limón se obtiene una pasta con la que se puede cubrir o decorar dulces o pasteles, y al secarse forma una fina capa de un elegante brillo blanquecino y crujiente.

Por su textura extremadamente fina se puede espolvorear sobre un postre, permitiendo que el sabor dulce del azúcar se derrita instantáneamente en la boca, a diferencia del azúcar granulado común.